Pages Navigation Menu

compartiendo pedacitos de vida

los árboles como un infraestructura de salud pública

Posted by on Feb 23, 2020 in amigos, Selecciones | Comentarios desactivados en los árboles como un infraestructura de salud pública

Plantar árboles es una manera de mejorar la salud de las personas, una manera que resulta fácil y muy barata. Los árboles, además de embellecer una ciudad, proporcionan aire fresco y limpio. Por eso debería pensarse en ellos como una infraestructura de salud pública.

Todas las personas deberían poder respirar aire puro. Esto debería ser posible también en las grandes ciudades. Los arboles no sólo ornamentan las calles, sino que ayudan en la salud física y mental de sus habitantes.

La organización The Nature Conservancy cuestiona ¿por qué no se incluye esto en el financiación de la salud pública?

Esta organización elaboró un documento que explica con cifras, las razones por las que debe hacerse esto.

Para elaborar este documento se tomó como guía Estados Unidos. Ya que en ese país, se gasta menos de un tercio del 1% en presupuesto para mantener y plantar árboles. Como consecuencia las ciudades en Norteamérica pierden cuatro millones de árboles al año.

Este es un documento oficial que detalla el problema, sus causas, conceptos y las soluciones para luchar contra él.

Se estima de que con 8 dólares por persona al año, como promedio, se podría impedir la perdida de árboles.

También sería posible aumentar el aprovechamiento de los beneficios que estos generan. El número no sugiere el valor, sino que es una muestra de que la inversión es posible.


El panorama actual del arbolado en la ciudad Valledupar Colombia. Foto: Joaquín Ramírez.

La inversión ha disminuido.

Con respecto a esto, el informe indica que actualmente, las ciudades están gastando menos en cuidar o sembrar nuevos árboles que en décadas anteriores.

La falta o presencia de árboles muchas veces está ligada al nivel de ingresos de un barrio. Esto crea una enorme desigualdad en la salud.

En Estados Unidos, la diferencia de expectativas de vida entre barrios cercanos, puede ser hasta de una década.

La diferencia en salud no tiene que ver solo con los árboles. Pero los investigadores aseguran que los barrios con menos árboles tienen peores resultados en la salud de sus residentes. De esta manera se puede concluir que la desigualdad urbana puede empeorar los niveles de salud.

Sin embargo hay otras ciudades, caso de Londres, o países caso de China o Nueva Zelanda, si que se están preocupando de reforestar en masa.


Vista aérea de casas en un suburbio residencial, Toronto, Ontario, Canadá. Foto aérea de Ontario Canadá 2016 Imagen: Shipfactory Shutterstock

Consejos para tener más árboles en la ciudad.

El documento plantea una serie de consejos que pueden ser usados por el poder público y privado:

  • Implementar políticas que incentiven la siembra privada de árboles.
  • Intercambios municipales que en consecuencia faciliten la colaboración de organismos de salud pública y agencias ambientales.
  • Relacionar el financiamiento de árboles y parques a objetivos y metas de salud.
  • Por otro lado educar a la población sobre los beneficios de la salud pública. como también sobre el impacto económico de los árboles.


Articulo Original

Read More

ORACION PARA NO SER INSOPORTABLE

Posted by on Feb 23, 2020 in amigos, Selecciones | Comentarios desactivados en ORACION PARA NO SER INSOPORTABLE

Una muy querida amiga, que Ya ronda el 6 piso adelantado, que es un mar de dulzura y muy integrada con la comunidad, amén de practicante devota de su religión, me envió hace poco una peculiar oración.

En su rogativa a su Divino creador le hace una serie de peticiones, que dejan entrever su anhelo, por seguir aprendiendo y siendo actual en el tiempo por vivir.

En ser una ser positivo y agradable para los demás y para ella misma al final, en su ruego a su deidad, suplica que no le permita creer que es el cúmulo de la sabiduría y el colmo del conocimiento

Pide en su oración que la prudencia y la mesura no la abandonen, que no convierta sus dolencias en una letanía a contar a los otros, que no se centre en unos pocos recuerdos que sus semejantes conocen al dedillo.

Y antes que nada, desea seguir siendo actual, viviendo plenamente y aprendiendo en el dia a dia.

Pero antes que detenerme más en impresión que dejó en mí su plegaria, creo que la prudencia por la que ruega mi amiga, me obliga darle paso a su especial petitorio.

La Oración de la Vejez

Señor, Tú sabes mejor que yo, que estoy envejeciendo y que un día seré más vieja

No permitas que me haga charlatana y sobre todo adquiera el hábito de creer que tengo que decir algo sobre cualquier tema, en toda ocasión.

Libérame de las ansias de querer arreglar la vida de los demás

Que sea pensativa pero no taciturna, solícita pero no mandona

Con el vasto acopio de sabiduría que poseo, parece una lástima no usarla toda, pero tú sabes, Señor, que quiero que
me queden algunos amigos al final

Mantén mi mente libre de la recitación de infinitos detalles, dame las alas para ir derecho al grano

Sella mis labios para que no hable de mis achaques y dolores. Ellos van en aumento con el pasar de los años como también mi gusto por recitarlos

Pido la gracia de poder escuchar con paciencia el relato de los males ajenos

Enséñame la gloriosa lección de que a veces es posible que esté equivocada

Mantén en mí una razonable dulzura. No quiero ser una santa. Es difícil convivir con algunas de ellas; pero una vieja amargada es, una de las obras Supremas del Diablo.

Ayúdame a extraer de la vida toda la diversión posible. Nos rodean tantas cosas divertidas, que no quiero perderme ninguna

Read More

Poema XV – la ausencia

Posted by on Feb 16, 2020 in amigos, Poemas | Comentarios desactivados en Poema XV – la ausencia

Me gustas cuando callas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Parece que los ojos se te hubieran volado
y parece que un beso te cerrara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena del alma mía.
Mariposa de sueño, te pareces a mi alma,
y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, mariposa en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y mi voz no te alcanza:
déjame que me calle con el silencio tuyo.

Déjame que te hable también con tu silencio
claro como una lámpara, simple como un anillo.
Eres como la noche, callada y constelada.
Tu silencio es de estrella, tan lejano y sencillo.

Me gustas cuando callas porque estás como ausente.
Distante y dolorosa como si hubieras muerto.
Una palabra entonces, una sonrisa bastan.
Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

Pablo Neruda

Read More