Pages Navigation Menu

compartiendo pedacitos de vida

L.

00Yo, soy la mayor de tres espectaculares hijos que tuvo mi Señora madre, provengo de la región Sur de Colombia, de la hermosa Ciudad Blanca, celebre por sus tradiciones y procesiones de Semana Santa que con inefable sentimiento religioso se celebran los fieles católicos cada año.
Crecí a la Sombra de mi abuela materna, hasta cuando ella partió para el más allá dejándome en el más acá.
Tuve la fortuna de tener acceso al saber, que me demostró que en realidad nada sabía y que todo estaba por aprender en el vasto conocimiento humano.
Soy la afortunada madre de un Joven dinámico y emprendedor, que me recuerdas mis años juveniles y del cual estoy absolutamente orgullosa, como que soy su madre. Quien piensa a ratos que es el quien tiene que tener mas conocimiento que esta humilde persona, y entre ires y venires, hay una sana competencia que nos hace crecer a ambos, mientras el es diestro con aspectos de programación, yo lo soy con los destornilladores, y desbarato las maquinas que sean, las vuelvo a armar y generalmente no me sobran piezas.
Trabaje en defensa de los Derechos Humanos lo cual me permitió enriquecer mi vida junto a diferentes seres humanos de diversas procedencias y formaciones, religiosas, académicas y vivenciales.
La vida me dio la maravillosa oportunidad de vivir durante muchos años en las Montañas de Colombia, como campesina criando cabras y sembrando moras de Castilla a la sombra de Robles centenarios.

Posteriormente el Gobierno de Colombia mi pais de origen a una edad muy tiernecita me “exporto” a Canadá para proteger mi integridad física y familiar.
En este país de ensueño donde existe la mejor democracia del mundo resido hace mas de 16 años.
Ahora, disfruto de la oportunidad de estar viva a pesar de que algunas partes de mi unidad biológica, ya no están en las condiciones originales.
y un equipo interdisciplinario de galenos y especialistas, realizan el mas maravilloso esfuerzo para lograr que mi equipo biológico siga funcionando y mi nivel de vida sea de calidad.
En esencia soy un ser humano terriblemente afortunado y le agradezco a Mi Dios y a Canadá por la existencia que vivo actualmente.