Pages Navigation Menu

compartiendo pedacitos de vida

El quinto piso

El quinto piso

 Un día cualquiera de cualquier año, se despierta una,  va al baño y mientras se lava los dientes, ve a través del espejo a una dama, que no es la del recuerdo que tenemos en nuestra mente… de nosotras mismas….!

Bueno, los tiempos han cambiado mucho y muy a prisa, yo me sigo sintiendo tan vital y activa como cuando la imagen de mi misma se grabo en mi mente, quizás tendría unos 25 años, quizás dos más. Ahora ya no manejo motos, tampoco ando en bicicletas todo terreno, no escalo montañas, no me impongo retos adsurdo para solo demostrarme que soy capaz, no corro aventuras, por que no las considero necesarias, ya las viví, pero lo que si se, es que estos son mis tiempos, así mi pelo ya tenga unas honorables y bellísimas canas, las cuales me niego sistemáticamente a ocultar, por que me las he ganado a punta de esfuerzo en los últimos 50 años y mas que he tenido el privilegio de vivir.

Recuerdo a mi abuela (materna) cuando decía “es que en mis tiempo”, carachas pensaba yo y ahora que estas viva no son tus tiempos… bueno era una forma de quedarse a vivir en el pasado, y no por ello deje de amarla, me enseño mucho, pero permitió que el tren de la vida siguiera y ella se quedo a medio camino entre el tren y la estación del tren sin acabar de desembarcar.

50-bHoy las mujeres de 50, tenemos un segundo aire, luego de haber sido amantes, esposas, compañeras y ante todo madres de la nueva generación que nos reemplazara. Tener 50 años es tener todo el tiempo del mundo para desarrollar proyectos que por mucho tiempo se quedaron postergados por la  crianza de la familia y las ocupaciones de ama de casa y esposa o compañera, algunas a esta altura del quinto piso, estamos solas ya sea por viudez  o por separación o divorcio, y ahora somos totalmente dueñas de nuestro tiempo presente y futuro…

A veces el descubrirlo, el estar solas por que los hijos emprendieron su propio viaje por la vida y por que se carece de compañero asusta, ya que estuvimos tan ocupadas en guiar y ayudar a nuestra prole que nos olvidamos de nuestras propias metas e ideales… lo confieso me paso a mi…

Sin embargo luego descubrí que podía volver a estudiar, retornar a la universidad a realizar estudios no formales en las áreas que de verdad me importaban y en eso estoy.

La unidad biológica de mi corporabilidad, ya no funciona lo mismo que antaño, el sistema motriz tiene algunos desajustes, y el equipo de articulaciones tiene unos cuantos desperfectos pero igual siguen prestando sus funciones, esto me ha llevado a tener una vida mas sana y a nutrirme mejor que antes.

En cuanto a mi cerebro, es la parte que mas gano en este recorrido al quinto piso, ahora sigue funcionando. Mejor que nunca. Acumulo experiencias y aprendió a descartar lo que no sirve. A tomar decisiones mas sensatas y acertadas y a dejado el apasionamiento alborotado por la serenidad que permite tener una vida mas placentera.

Algunas partes de mi equipo biológico, han sucumbido a la ley de la gravedad, pero con los aditamentos modernos, de uso diario y generalizado, no se nota, mi rostro ahora tiene las huellas de los años que se marcaron con las risas en familia o con el llanto compartido dando o recibiendo consuelo a través de la senda de la vida, esas no pasaran por el quirófanos, son mis condecoraciones de la existencia plena que he vivido.

…. Continuare después, ya que un hermoso joven, de gentil estampa me ha invitado a ultima hora a salir… quiere que vayamos al cine y soy incapaz de dejarlo plantado…. Creo que ninguna  mujer le diría no  a la invitación del más hermoso de los hijos…. Adiós nos vemos mañana.

L.

468 ad

One Comment

  1. ME DA GUSTO QUE RETOMES ESCRIBIR EN TU BLOG Y TE FELICITO POR TU CITA ESPERO PRONTO NOS ESCRIBAS QUE TAL TE FUE. SALUDOS Y BENDICIONES

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *