Pages Navigation Menu

compartiendo pedacitos de vida

Mamas

Mamas

 

El trabajo de ser mamá es uno de los más exigentes y que mas tiempo demandan en la vida, ademas de se una labor que jamas termina y que a veces es tan agotadora, esta tarea no conlleva vacaciones ni tiempos libres.

El trabajo de ser mamá es uno de los más exigentes y que mas tiempo demandan en la vida, además de se una labor que jamás termina y que a veces es tan agotadora, esta tarea no conlleva vacaciones ni tiempos libres.

Si es una labor dura junto a la pareja de vida, lo es mucho mas, cuando se debe enfrentar el mundo en forma solitaria llevando de la mano un pequeñín que no entiende que pasa con su mundo y por que esta roto y no es igual al de los demás, no es fácil, lo se,  mas no es imposible.

libro_ieEn los inicios, una debiera recibir un catalogo titulado algo así como “MANUAL PARA MAMAS O  PAPAS NOVATAS (OS)” pero no, no existe tal manual, no hay cursos de inducción, ni estudios de preparación que no sean la experiencia vivida desde el otro punto de vista, cuando fuimos hijos en vez de padres y madres.

Uno entra en materia cuando se encuentra cargando una personita totalmente invalidad que depende de uno para todo en su vida, para completar sin lenguaje verbal para explicar que necesita o que siente o que desea. Esa experiencia es apabullante y lo deja a uno pasmado.

Cuando me encontré en esa situación al llegar a casa de la clínica, con una personita en brazos, me sentí apabullada, y lo único que atine a preguntarme y ahora que hago… ufff…… la única respuesta que se me ocurrió entonces fue decirme a mi misma, toda el problema por partes…. (En realidad la criaturita no era un problema) el problema era mi falta de preparación y conocimiento para enfrentar los próximos 25, 35 0  50 años o mas de vida con el influjo y la relación de ese bebe.

Bueno eso me ha valido y desde allí, he tomado “el problema” por partes;

Mi abuela solía decir que “hijos pequeños… problemas pequeños…. pero hijos grandes problemas grandes… ”  ahora con experiencia propia se que es verdad. Pero en medio de ese transcurrir del tiempo quedan recuerdos y vivencias espectaculares, a veces son cosas triviales que para los demás no tienen mayor trascendencia, pero en los recuerdos de los padres valen su peso en oro.

La primera palabra, los primeros pasos, la primera “tragedia” por un daño  involuntario que ocasiono ese personita, la primera caída o las enfermedades que vigilamos celosamente para que ese tesoro se repusiera prontamente, el cambio de dientes o la ida al colegio en fin son vivencias que así pasen toda una vida no se borran de nuestras mentes.

Mi hijo tiene ya muchos años, más no es grande, le falta crecer mucho.

Yo recuerdo  las idas al pueblo, un día “el decidió” que ya era lo suficientemente grande para ir solo a hacer comprar al pueblo, (nosotros vivíamos en una finca cercana a un bucólico pueblo en los andes Colombianos), era dejarlo ir solo y morirme del susto con que algo le pasara o impedirle ir y hacerlo sentir incapaz, bastante difícil de conciliar la situación…, finalmente le autorice que podía ir “solo” a hacer las comprar al pueblo le entregue la lista de lo que hacia falta y el dinero, amen de mil recomendaciones, si se encontraba un carro en el camino, que se hiciera aun lado, y en fin todas las recomendaciones que solemos hacer los padres a nuestros hijos…

Recuerdo la cara de “no lo puedo creer” y de felicidad de mi hijo, yo le había permitido ir “solo” al pueblo…. y fue y volvió sano y salvo, trajo las compras y el dinero que sobro y por muchos días siempre se ofreció para ir de nuevo a hacer las compras… ya me imagino que pensaras que era de gran ayuda para mi….?

Bueno si y no, por que digo eso…. si era de ayuda verlo crecer sintiéndose autosuficiente, pero a veces cuando tenia muchas cosas que hacer, no era de tanta ayuda… por que el nunca fue realmente solo al pueblo, durante muchísimos años, desde cierta distancia  a través de los potreros que circundaban la carretera, yo le seguía, y le acompañaba, en esencia lo cuidaba a distancia, como siempre como ahora, así piense que ya no me necesita.

Esas somos las “mamas gallinas” que no desamparamos a nuestras crías, así pase toda una vida.

468 ad

2 Comments

  1. Ser madre es el trabajo más duro, pero a su vez, el mejor pagado del mundo.

  2. Te faltó recalcar que, a pesar de ser el trabajo más exigente, es el mejor del mundo, el que más te realiza, y el que mejor recompensa. No cambio por nada del mundo recibir un beso de mis hijos antes de dormirse después del cuento… Seat

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *